Protección Al consumidor

 

¿Que se debe tener en cuenta al comprar un carro?

 

Cundo adquirimos un Vehículo Nuevo lo más común es que el Asesor Comercial nos haga una descripción de las funciones de nuestro nuevo y flamante vehículo, sus accesorios, el mantenimiento recomendado por el fabricante y las prácticas que no son aconsejables, y  posteriormente nos entrega los documentos de propiedad, el Certificado de Garantía  y el Manual de Uso y Mantenimiento del vehículo.

 

Al día siguiente cuando el comprador le da una vuelta al vehículo, levanta el capó, se sienta en el asiento del conductor, y pone en marcha el motor para darle una vuelta por el vecindario, se da cuenta de que la carrocería tiene unos “rayoncitos” de los cuales no se percató cuando se lo entregaron,  falta un bocel en algún lado, o los pernos no son de seguridad como los contrató, y en ese momento  se acuerda de haber  firmado  un Acta de Entrega a satisfacción en la que no quedaron estos detalles,  lo cual pone a prueba su confianza en el concesionario.

 

Si el asunto se examina aplicando las normas de protección al consumidor el cliente llevaría para este caso la peor parte, porque el Acta es la prueba  de que los  desperfectos o faltantes del vehículo  no existían al momento de la entrega, y contra esa evidencia no hay demanda por garantía o queja por información engañosa que tenga vocación de prosperidad.

 

¿Qué Hacer Cuando Se Presentan Fallas Luego       De La Salida Del Vehículo Del Concesionario?

 

En primer Lugar le recomendamos Tomarse el tiempo que sea necesario al hacer la compra de su carro nuevo o usado y sea muy crítico. Revise varias opciones antes de tomar una decisión y no se deje llevar por su ansiedad o las primeras impresiones.

Reclamos Por Calidad, Idoneidad O Seguridad De Los Vehículos.

 

Sea racional, no se deje presionar por el vendedor del carro con frases como: "tome la decisión pronto que tengo a otro cliente esperando" o “la promoción es solo por este fin de semana”.

 

Las grandes compañías le brindarán más confianza en cuanto a la calidad del carro que quiere comprar; sin embargo, asegúrese de que los documentos que le entreguen estén al día.  

 

Pida la ficha técnica y examínela minuciosamente, y confróntela con el vehículo que le están ofreciendo.

  

Suscriba y guarde copia de la hoja de pedido en la que debe constar claramente el precio, el color elegido, los accesorios adicionales del vehículo y los regalos que le entregarán, por ejemplo, gastos de matrícula, Soat, seguro de accidentes y revisiones programadas sin costo. Apunte la fecha de entrega aproximada.

 

Usted para tal caso llamara al Asesor Comercial que lo atendió, el cual  procurará disipar sus dudas diciéndole que puede estar tranquilo, que en la primera revisión de kilometraje en el taller de servicio le solucionarán el inconveniente por garantía.

 

Los concesionarios en general prefieren solucionar lo de los rayones,  agregar el bocel que falta o cambiar los pernos de las llantas, haciendo caso omiso del Acta de Entrega que dice que el vehículo se entregó a satisfacción y sin pendientes,  pues lo que importa es que el cliente no se lleve una mala impresión que después cobrará en el  taller de servicio.  Además, el cliente  satisfecho trae más clientes, como dice la corporación de turismo.

          PUBLICIDAD


                                     

 

                                                                     PUBLICIDAD





DEJA TU COMENTARIO

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.